Esta receta va directamente dedicada a todos aquellos que disfrutan de la cultura francesa en general y de la culinaria en especial, entre los que me incluyo. Creo personalmente que tienen algunos de los platos y algunos de los ingredientes con los que mas se disfruta en la cocina y en la mesa. No será la única receta que intentemos hacer.

La Vichyssoise o crema de puerros, suele comerse fria, muy fria y con una cucharadita de nata encima, así está genial, pero en casa la solemos comer tibia, como un primer plato suave. Y esta es la opción que yo os propongo.

Además como intentamos hacer siempre en el blog entramos de lleno en época de puerros, por lo que la calidad y el buen precio seran su mejor carta de presentación. Durará hasta primavera, asi que apuesto que no será la única vez que la hagamos.

Los ingredientes que necesitamos:

  • 2 puerros grandes
  • 1 cebolla mediana
  • 2 patatas medianas
  • 1 cs de mantequilla
  • 1/2 litro de caldo de verduras
  • 1/2 litro de agua
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Lo primero que haremos será cortar y lavar el puerro con abundante agua. El puerro suele ser una verdura de esas que esconde la tierra, sobretodo en la parte mas verde. Hacemos lo mismo con la cebolla. Los trozos deberían ser mas o menos de la misma medida, asi su coccion será mucho más uniforme.

En una olla ponemos 2 Cucharadas Soperas (cs) de aceite y una de mantequilla, cuando esté caliente, añadimos el puerro, la cebolla y dejamos que se vayan rehogando, a fuego medio – bajo, lo más importante es que las verduras esten cocinadas, pero no doradas, el color que nos debe quedar al final del plato debe ser muy parecido al blanco.

Si además dejamos que el puerro o la cebolla se nos tuesten, podemos pasarnos y provocar que amarguen y eso si estropearía todo el conjunto.

Mientras el fuego hace su trabajo, pelamos, lavamos y cortamos la patata en rodajas finas y las añadimos, le damos un par de vueltas para que empiecen a cocinarse y añadimos el caldo de verduras y el agua, en mi caso ya sabeis, a partes iguales.

Tapamos y dejamos a fuego bajo, hasta que la patata este blanda y cocinada, unos 15 o 20 minutos, seran mas que suficientes.

Es momento de acabar la Vichyssoise, lo primero será pasarla por la batidora, lo mas seguro es que nos lleve unos minutos. Hay gente que la sirve asi, bien pasada y listos, pero en casa preferimos que la crema sea ligera, suave y no encontrar tropezones, asi que lo mas fácil y lo mas aconsejable es pasarla después también por el chino.

Si notamos que durante el batido, nos queda muy espesa, podemos añadirle medio vaso de leche.

Le bajamos el color, la hacemos más liquida y conserva sabor.

Es cierto que pasar la crema por el chino es pesado, pero creo que el resultado vale la pena después cuando la estemos probando.

Y ya está, a la nevera si os apetece, hasta un ratito antes de servirla, con la nata para los más puristas. Para los demás, una buena opción es dejarla tibia, un poco de perejil picado y un chorro de aceite virgen.

Ahora solo queda disfrutarla y que nos conteis vuestras opciones!!