Hoy tengo ganas de que otro trabaje por mi. Tengo ganas de cenar bien, sin trabajar mucho, me apetece pizza, panini o algo similar, pero como ya cenamos pizza el sábado, no acaba de convencer el tema en casa y nos decidimos por hacer unas tostas con el pan que nos sobró ayer y bucear por la nevera a ver que encontramos.

Tostas

Las tostas son un clásico en nuestra cocina, en su versión bruschetta o tostada, muchas veces aparecen en la mesa como una tapa o como el acompañamiento a una ensalada para una cena rápida y sana.

Aquí teneis los ingredientes que teniamos más a mano.

  • 4 Rebanadas de pan ancho
  • 1 Tomate para untar
  • Chistorra
  • Butifarra blanca
  • Sobrasada
  • Bacon ahumado
  • Queso Brie
  • Queso curado
  • AOVE

Lo primero precalentar el horno a unos 150-175º, necesitaremos que esté caliente porque seran 5 minutos y nada más.

Es muy fácil y muy rápido preparar estas tostas, untamos con tomate las rebanadas de pan y en cada una añadimos los ingredientes que más os apetezcan o los que tengais en la nevera abiertos.

Chistorra y Brie

En nuestro caso quisimos hacer un variado, así que en una pusimos sobrasada, en otra unos trozos de chistorra, en otra bacon ahumado y otra la dejamos solo para rellenarla con butifarra blanca.

Os comento, la de chistorra y la de sobrasada, las acabamos con unas tiras de queso brie, que en el caso de la tosta de chistorra hacia una mezcla muy buena, pero en el caso de la sobrasada lo dejaba un poco indiferente. Ya sabeis que hay tipos de sobrasada diversos dependiendo del gusto de cada uno, en casa suave, así que la mezcla quedaba exactamente así, suave… quizá un queso con más sabor hubiese dejado la mezcla perfecta. Eso si entonces en vez de cena probablemente tendría que haber sido comida.

Sobrasada y Brie

La de bacon ahumada la acabamos con un queso curado, muy gustoso y os tengo que decir que después de pasar por el horno, el sabor hacia justicia a su espectacular imagen. Me recordó a los bocadillos de “Bacon queso” de los bares, esos que después nunca somos capaces de repetir en casa.

Bacon y Curado

Pero para mi la mejor, fue la de butifarra, a la que no acompañamos de nada más que un rato en el horno y un chorrito de AOVE en frio, una vez puesta en el plato… increible, tanto por su sencillez como por su sabor.

Butifarra

Así que ya sabeis, aquí teneis un ejemplo de tostas para dias sin ganas de nada, para dias con muchos “poquitos” en la nevera. Aquí teneis una receta de aprovechamiento.
Espero que os guste la idea, que la pongais en práctica y que nos enseñeis nuevas opciones.

De momento, a disfrutarla!!!