Si, como lo estais leyendo, teniamos un par de berenjenas en la nevera, sin saber muy bien que hacer con ellas, así que nos hemos puesto a probar y probando nos ha salido esta receta.
Sorprendente, quizá si, pero rica un rato. Además ¿no se dice que la tortilla se puede hacer con casi todo?

Pues ahora mismo nos ponemos  con ella, de momento aquí van los ingredientes.

  • 1-2 Berenjenas
  • 1 Cebolla de Figueres mediana, morada.
  • 4 Huevos
  • Sal
  • Pimienta molida
  • AOVE

Para el bocadillo

Precalentamos el horno a unos 175º. Preparamos la bandeja para el horno con papel sulfurizado.

Mientras tanto, lavamos, pelamos y salamos las berenjenas, para que pierdan parte de su amargor. Las reservamos de momento sobre un colador

Quitar el amargor a la berenjena es una buena manera de depurar su sabor, de conseguir que no queden tan fuertes.

Las salamos y dejamos más o menos 1/2 hora en un colador, las lavamos después con agua fria, las secamos y listas para cocinar.

Pelamos y cortamos la cebolla en trozos, no muy pequeños y extendemos sobre la bandeja del horno, una vez la berenjena lavada y seca, la cortamos en tacos, presentamos sobre la bandeja y salpimentamos todo.
Aprovechamos en frio y regamos con un buen chorro de AOVE.

La ponemos en el horno, vamos vigiliando y es probable que la cebolla se dore antes que la berenjena, asi que retiramos y seguimos con la berenjena, nosotros le hemos ido añadiendo AOVE en poca cantidad a medida que nos lo iba pidiendo.
Lo que pretendemos es que quede asada, con ese toque dorado, que después oscurecerá la tortilla.

Cuando esté lista, llega la parte fácil, batimos 4 huevos en un bol, salamos, incorporamos la cebolla y la berenjena, un par de vueltas para mezclar bien, a una sarten con una gota de un buen AOVE y al gusto, muy cuajada, poco cuajada…

Recordad que la sarten de las tortillas mejor usarla solo para eso, así evitamos que se nos pegue.

Cuando consigais el punto de cuajo que os apetezca, ya teneis la tortilla lista.

Para darle un punto más a la tortilla, hemos decidido prepararla en un sandwich Thins de 8 cereales, del que hago publi porqué me ha costado 1.59€ en el supermercado donde lo he encontrado.

Hemos tostado el pan y hemos acompañado la tortilla con lechuga iceberg, tomate maduro cortado en rodajas y queso Havarti, un buen toque con Mas de Cameu y ahora si listos.

Ya veis, hoy tenemos una receta y dos opciones fantásticas para disfrutar de ella, contando también que esta tortilla la podeis llevar en el tupper porqué fria está ambién buenísima.

Además, cumple el dogma. Las tortillas pueden hacerse de casi cualquier cosa.

A disfrutarla.