Bueno, pues hoy toca una nueva receta, con un ingrediente que aun no hemos utilizado en el blog. El  otro dia encontramos alcachofas bastante bien de precio y con muy buen aspecto en la fruteria. Tengo mis dudas de que sea todavia una buena época para esta verdura, pero la verdad es que estaban bien buenas.

La discusión en casa, estaba entre dos opciones, o cortadas finas y fritas en abundante aceite o en tortilla… y gracias al blog y la necesidad de buscar permanentemente recetas nuevas, ya sabeis que opción ha ganado.
Lo cierto es que es la primera vez que proponemos una tortilla como receta.

Los ingredientes

  • 3 Alcachofas
  • 3-4 Huevos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen

Esta receta es más fácil de hacer de lo que parece, es absolutamente recomendable y en bocadillo con pan con tomate, está espectacular.

Lo primero es poner agua en un bol, con un poco de sal y un trozo de limon. Cortamos las puntas y el rabo de las alcachofas y quitamos las hojas más verdes y más duras del exterior, nos quedaremos solo con el corazon, os guiará la misma verdura, pero no os asusteis si la primera vez os quedais casi sin nada o alguna hoja está más dura de lo que debería, os aseguro que la próxima vez le tendreis tomada la medida. Cuando las tengais cortadas al bol con el agua.

Cortar las alcachofas y dejarlas limpias y finas para comer es una cuestión de práctica, no os preocupeis, salvando las distancias, es lo mismo que rellenar las empanadillas, tiempo.

El bol con agua, sal y limon, es para que no se pongan negras las alcachofas mientras preparamos todo lo demás. Es buena idea y no cuesta nada, cuidar estos detalles. Incluso hay quien le añade también perejil

Ponemos una sarten mediana al fuego, con 4 o 5 cucharadas de aceite, cuando esté caliente añadimos las alcachofas que previamente hemos sacado del agua y escurrido bien y dejamos que se vayan haciendo. Salamos y vamos vigilando el proceso. En casa nos gustan tostadas y crujientes, así que nos lleva algo más de tiempo.

Mientras aprovechamos para ir batiendo los huevos. Cuando esten listas las alcachofas, las retiramos de la sarten, las escurrimos quitandoles todo el aceite que podamos y hacemos lo mismo con la sarten. Mezclamos el huevo y las alcachofas, removemos un poco para que se “pringue” y se mezcle bien, y al fuego con ello. Mi consejo es que hagais la tortilla en la misma sarten que hemos frito la verdura.

No es mala idea recordar el post que compartí en el que hablaba de sartenes, ahora es cuando le encontramos la utilidad a tener una sarten solo para tortillas

A partir de aquí, mucho cuidado al girarla, y tan hecha como os guste, lo de cuajar o no cuajar el huevo… para gustos colores.

Disfrutadla!