Con esta receta volvemos a echarle un ojo a un libro del que ya os hablé, La cuchara de plata, casi por casualidad ojeándolo y buscando ideas, descubrimos una receta muy fácil y de la que teniamos todos los ingredientes, así que nos hemos puesto a trabajar para traerla hasta aquí.

Puede ser perfecta para los fines de semana que se nos avecinan, solo requiere horno y un mínimo de preparación, así que ya sabeis aunque tardemos casi una hora en hacerla, no es lo mismo vigilar un horno que una paella al fuego.

Vamos con los ingredientes.

  • 2 Tomates rojos grandes
  • 1 calabacin pequeño
  • 150grms de mozzarella
  • 1 diente de ajo
  • perejil fresco picado
  • AOVE
  • Sal
  • pimienta
  • orégano

Lo primero, precalentar el horno a 175-185º, preparar una bandeja de horno con papel sulfurizado y reservar.

Sobre la bandeja del horno, cortaremos los tomates en rodajas finas, sin separarlas del todo, dejándolas unidas por la parte de abajo, el tomate nos quedará en forma de acordeon.

Cortamos también el calabacin, primero por la mitad a lo largo y de la mitad vamos sacando rodajas finas que iremos mezclando entre las del tomate. Reservamos.

Ahora picamos el perejil, pelamos y cortamos fino el ajo y lo repartimos anárquicamente por encima de los tomates.
Salpimentamos y rociamos con un chorro de AOVE.

No hace falta ser muy generoso con el AOVE, es preferible corregir luego, que encharcar los tomates.

Recordad que tanto los tomates como los calabacines perderan agua durante la cocción.

Si que es buena idea ser generoso con la sal y la pimienta. Todos los ingredientes de la receta son bastante sosos.

Hornearemos durante 30 minutos a 180º, os dareis cuenta de que el tomate se abre, como hemos dicho antes en forma de acordeon. Aprovechamos para hacer rodajas con la mozzarella y reservar.
Pasado este tiempo sacaremos del horno, sin apagarlo e insertaremos con cuidado las lonchas de mozzarella entre el tomate y el calabacin y volvemos a hornear otros 10 minutos.

Vigilad que la mozzarella no se funda en exceso y si os pasa esto, no espereis a que pasen los 10 minutos, terminad ya con el horneado y servidlo muy caliente.

Esta es una receta como os he dicho antes , del libro la cuchara de plata, es muy sencilla, muy casera y muy sana, además podeis escoger entre entre la mozzarella de búfala y la normal, probadla, os gustará y os sorprenderá.

A disfrutarla!!

Antes de acabar hoy con este post me gustaria comentaros que desde el espacio que me da mi pequeño blog os quiero decir que colaboro con la iniciativa de Freshvana para donar alimentos a comedores sociales.
Si entre los que leeis esto os encontrais  blogueros, animaos a echar una mano a esta iniciativa

“Apoyo la iniciativa de los agricultores de fruta y verdura ecológica de Freshvana de donar una parte de su producción a comedores sociales. Con esta mención en mi blog, incrementan su donación en 20 kg. ¡Súmate!”

Una vez hecho, mandais un mensaje a marketing@freshvana.com y así por cada blog que colabore donarán 20 kg adicionales de fruta y verdura durante la siguiente semana. Facil, ¿verdad? A ver cuantos conseguimos!!!! 🙂

Gracias Bea por hacerme partícipe