Hoy nos toca una receta para estos dias de fiestas que no son fiesta, entre comilona y comilona, los humanos nos podemos dedicar a comer las sobras o no comer nada y hacer hueco para la siguiente sentada.
Hay más opciones, por suerte muchos seguimos trabajando entre fiesta y fiesta,  además tenemos que llevarnos algun dia un tupper al trabajo, así que esta receta cumple a la perfección con unas cuantas premisas.

Sana, fácil, bastante barata y compañera de trabajo.

Vamos con los ingredientes.

  • 2-3 ajos tiernos
  • 140 grms de tagiatelle al huevo
  • 1 trozo de butifarra blanca (30-40 grms)
  • 1 tomate
  • Sal

Esta receta os prometo no os llevará más de 15 minutos.

Lo primero llevar a ebullición una olla con agua, para la pasta.

La equivalencia es 1 litro de agua por cada 100grms de agua.

Sofreimos los ajos tiernos que habremos pelado y cortado muy fino, 2 minutos y no más a fuego bajo, sobre todo que no se nos quemen.

Mientras tanto, pelamos y cortamos en dados pequeños un trozo de butifarra blanca, no hace falta que sea mucha cantidad, solo para acompañar y darle gusto al plato.  Doraremos junto a los ajos, que coja color es suficiente.

Añadimos ahora las habas, en nuestro caso un bote de habas ya hechas, que compramos en Lidl de su marca “gourmet” Deluxe. Ya vienen preparadas, así que con un par de minutos que mezclen sabores y cojan calor será sufciente.

Esta solución, nos ha ido genial, en el bote pone que estan en aceite de oliva, con lo que nos ahorra todo el que teniamos pensado añadirle a la receta.

Loas ajos estan dorados con una gota del que llevaba el bote.

Reservamos el acompañamiento.

Ahora nos toca la pasta, con el agua hirviendo, la añadimos y seguimos las instrucciones del fabricante, en nuestro caso,. no más de 4 minutos. Escurrimos y pasamos a montar el plato.

Es tan sencillo como presentar dos raciones de tagliatelle y repartir por encima las habas con butifarra y los ajos tiernos, el aceite del bote de las habas nos servirá como salsa.
Si quereis corregir de sal o enriquecer el plato, nada mejor que un toque de queso parmesano recien rallado.

Durante la cocción de la pasta hemos cortado un tomate no muy maduro en dados, que incorporaremos a la receta justo antes de servir.

Ahora solo os queda disfrutarla!!

Si quereis os la llevais al trabajo le dará lustre al tupper, o incluso servirla en cualquiera de las comidas o cenas de estos dias.

A veces deshechamos platos riquísimos por sencillos y creemos que afean nuestras mesas. Con 3 ingredientes se pueden preparar recetas fantásticas y creedme este es uno de esos casos.