No podemos olvidarnos de los bocadillos, seguro que todos nosotros hemos comido más de una vez, ya sea para cenar o como comida rápida. En el blog tenemos un par de ejemplos, pero seguiremos buscando más opciones, que las hay a montones.
Personalmente creo que su mala fama es inmerecida, un buen bocadillo, con un buen pan y buenos ingredientes no le desmerece a muchas recetas de las llamadas “de cuchara”.

Sandwich detalle

Vamos con los ingredientes para la opción de hoy.

  • 3 Rebanadas de pan de molde
  • 2 Lonchas de pavo o pollo braseado
  • 1 Huevo cocido
  • Pimientos del piquillo
  • Queso Edam
  • Lechuga
  • Mahonesa casera

La primero que hay que decir antes de empezar con la receta, es que es una de las llamadas de aprovechamiento. Los pimientos del piquillo estaban abiertos de una receta anterior. La lechuga proviene de unos cogollos que compramos por la vista, pero que no queriamos hacer en ensalada, así que decidimos juntarlo todo en un bocadillo, y salió éste.

Sandwich general

La parte más difícil será hacer una mahonesa casera, pero en el blog ya hemos explicado como hacerla de manera sencilla, así que os dejo el link, para que hagais memoria. Lo bueno de las mahonesas caseras, es que con un toque personal, un ingrediente de más… sirven para acompañar a multitud de platos.
Cuando la tengais hecha la reservamos, si puede ser en la nevera.

Recordad que la mahonesa si es casera, en la nevera no aguanta  más de 24 horas.

El huevo cocido en la nevera os aguantará 7 dias más o menos.

Para comenzar, es mejor hacerlo con los ingredientes que se tienen que manipular, como hemos dicho antes, la mahonesa preparada, el huevo ya cocido y como es costumbre y aconsejable si el pimiento del piquillo es en conserva, dándole a éste un golpe de calor.

El huevo cocido, ya sabeis, agua hirviendo y 10-12 minutos el huevo dentro, sin más!

Vamos a ir montando el bocadillo. Tostamos las rebanadas de pan, nosotros optamos por tres, para que queden los ingredientes mejor repartidos.
Untamos como minimo dos de ellas con la mahonesa casera, aunque tampoco pasa nada si os decidís a untar una cara de la rebanada central.

Detalle 2

Ahora solo es cuestión de rellenar el bocadillo como mejor os parezca.
La solución por la que optamos en casa fue, en una parte la lechuga, una loncha de pavo braseado y el huevo cocido cortado en láminas, la rebanada central y sobre ésta, pimiento del piquillo, loncha de pavo, queso Edam, lechuga y los recortes de pavo que sobresalian del bocadillo.

El pavo o el pollo braseado, es un tipo de embutido que suele caracterizarse por su bajo contenido en grasa y que podemos encontrar ya, en cualquier gran superficie.
Tanto las grandes marcas de alimentación como las marcas blancas disponen de él envasados al vacio.

Personalmente y siempre que podemos lo preferimos al corte, para consumir inmediatamente.

A partir de aqui el orden y la colocación de los ingredientes, como más os parezca y ya sabeis que ésta receta es una opción, hay tantas como cada uno que se hace un bocadillo.

Sandwich de pavo

A disfrutarla!!