Seguimos en época de setas y seguimos aprovechándonos de ello. Ya sabeis que en casa nos gustan mucho y siempre que podemos trasladamos eso al blog. Hemos hecho boletus ya, en ensalada, en bruschettas, incluso hemos comentado algún artículo de prensa en el que nos hablaban de ellas, así que hoy os propongo ir un poco más allá.

Preparaos, hoy toca una recetas muy fácil, muy rápida, muy sana y riquísima, ideal para una noche en la que no sabes muy bien que hacerte.

Necesitamos, para 2 personas, es la medida que podeis ver en las fotos.

  • 3 huevos de tamaño grande (L)
  • 150-200 gr de boletus variados
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
  • Queso rallado, parmesano o emmental

Lo primero, como siempre que trabajamos con setas, es limpiarlas, cortarlas y lavarlas con abundante agua. Ponemos una sarten al fuego y empezamos a dorar las setas, en este caso, es importante que pierdan el agua, de ninguna manera puede llegar un revoltillo a la mesa con líquido de las setas en el plato. Cuando empiecen a perder el agua, añadimos un chorrito de aceite y las salpimentamos. Dejamos que se vayan haciendo hasta que esten bien doradas.

No os asusteis por la cantidad de setas que pongais en el revuelto. Al cocinarlas reducen y  mucho.

Es preferible tener que retirar algunas, que quedarse corto.

La gracia del plato son las setas, no el huevo.

Mientras se van acabando de hacer los boletus, cascamos y batimos los huevos en un bol, con una pizca de sal, bien batidos como si fuesemos a hacer una tortilla.

Bien, antes de añadir el huevo y mezclarlo con las setas una decisión importante, muy hecho o poco hecho?? Es importante porque el revoltillo hay que mezclarlo y removerlo constantemente para que la textura sea la que queremos, un poco pasado y el huevo se cuajará, poco removido y en vez de un revuelto tendremos una tortilla mal hecha, poco hecho y tendremos el huevo muy líquido.

Y con el párrafo de antes ya os he explicado el final de este plato, añadimos el huevo a la sarten, plancha donde esten los boletus y vamos removiendo. El tiempo el que vosotros queráis.

Importante: remover y remover

Como último paso, si os apetece o pensais que os ha quedado algo soso, añadidle  un poco de parmesano rallado o rallad algún semicurado, la textura que os dará será espectacular.