Fin de semana, significa en casa muchas veces pizza. La semana pasada os traje una receta de pizza de tomate natural. Esta semana toca una más fuerte, con ingredientes también muy básicos y fáciles de encontrar, pero un poco más sabrosos.

Igual que la anterior pizza os podia dejar más tranquilo mientras te la comías, esta vez mejor combinarla con algo más. Quizá una ensalada.

Los ingredientes para esta opción.

  • Base pizza (masa fresca)
  • Tomate frito
  • Pechuga de pavo braseada
  • Queso Gorgonzola
  • Queso Emmental rallado
  • AOVE
  • Frutos secos variados

Ya veis, pocos ingredientes, muy fáciles, pero que hacen una combinación muy gustosa. No hace falta complicarse mucho la vida para conseguir recetas muy buenas.

Lo primero, precalentar el horno a unos 175º y estirar un poco la masa de la pizza, para hacerla aun mas fina, como ya os dije en el anterior post de pizza, lo más seguro es que la mayoria de fabricantes os pida que le hagais unos agujeros con el tenedor a la superficie de la masa para que no se hinche en el horno.

Ahora como en el 90% de las pizzas, toca extender una capa muy fina de tomate frito. En este caso creo que es importante que realmente esa capa sea fina, después vienen un par de ingredientes con un gusto muy particular y son ellos los que deben dominar la pizza.

Ahora toca cortar le pavo braseado en trozos irregulares y repartirlos sobre la masa, por donde caigan, si en una porción te toca menos, en otra te tocará más.

Una vez repartidos, preparamos unos dados, unas lonchas de queso gorgonzola y las repartimos por la masa. Estas si, no estaria mal que estuviesen algo “estuadiadas”, el gorgonzola es un queso fuerte, muy sabroso y grasiento, mucho de golpe puede ser hasta desagradable.

Estos son los dos ingredientes fundamentales de esta pizza, ahora la podemos acabar con un poco de emmental rallado para que se gratine durante la cocción.
Otra opción  que nosotros probamos y que nos sorprendió, fue la utilizar una mezcla de frutos secos para ensaladas que suelen vender en muchas grandes superficies. La verdad es que le dan un toque diferente a la pizza y le pega mucho, asi que lo más seguro es que se convierta en un clásico para esta pizza.

Ahora unos 10 minutos en el horno, seran suficientes, si al sacarla la notais algo seca, un chorro de AOVE, le quedará genial también.

Ahora solo queda la parte más importante, a disfrutarla!!!