Ya sabeis que de vez en cuando los medios traen noticias lo suficientemente curiosas, llamativas, peligrosas o impactantes que hacen que uno salga de su burbuja “recetil” y se considere tan importante como para leerlas, compartirlas y publicitar a la gente que sabe de lo que está hablando.

Sabeis también que le tengo cierto cariño a la versión web del diario 20 minutos, más concretamente al blog de Juan Revenga titulado “El nutricionista de la general”, y por eso espero que entendais porqué este artículo de hoy merece que lo mencione, que os lo recomiende y que lo publicite.

¡ Y una fruta mierda !

No me digais que visto así no es tentador?? Bien, pues si lo leeis, que deberiais, no encontrareis mejor título para este post.

El post, como casi siempre, es una buena llamada de atención, un toque a nuestras conciencias, como padres los que lo seais y como consumidores, que lo somos todos. Vale la pena realmente ahorrarse 10 minutos en la fruteria por un “sobre multicolor” como él le llama? Allá vosotros, para mi este artículo no es mas que la constatación de una evidencia, nada como lo natural. Hay veces que igual dar un paso adelante no tiene necesariamente que ser bueno. Y con la fruta pasa eso.

Os dejo leyendo el post espero, pero antes solo dos cosas, es imprescindible que nos leamos las etiquetas de lo que compramos, sobretodo si es comida y aun más si es para los niños.

Y no estaria de más que visitásemos las fruterias, alimentos de temporada siempre que podamos, por ser más frescos, tener sus propiedades intactas  y por su precio, no nos engañemos.

Rebuscando por el blog, he encontrado una receta de ensalada de lentejas con manzana para engañar la fruta que además tiene un comentario muy interesante para darle otro toque a la ensalada.

Así que venga pongámonos las pilas en estos temas.