Hoy tenemos una receta muy sencilla, rápida, sana y realmente sorprendente, con productos muy básicos que seguro tendremos en casa.

Emplatado

Es una de esas recetas que llega no sabes como, de no sabes donde, pero que te soluciona una cena o una comida en cuestión de minutos.
El vinagre balsámico de Modena, en la versión que conocemos nosotros, debería estar siempre presente en nuestra cocina. Nos aliña una ensalada, nos alegra una vinagreta y os aseguro que si probais esta receta desde este momento os ayudará a darle un toque diferente a los platos de carne a la plancha.

Los ingredientes que necesitamos para 2 personas.

  • 1 Cucharada sopera de mantequilla
  • 4 Filetes de pechuga de pollo
  • Sal
  • Aceto Balsámico de Modena

Para la guarnición.

Esta vez también utilizaremos el horno aunque solo sea para la guarnición, asi que ya sabeis, lo precalentamos a 150º y mientras esperamos vamos preparando lo demás.

En una bandeja con papel sulfurizado iremos colocando las patatas que tendremos peladas, lavadas y cortadas a una medida más o menos igual para todas y añadiremos la cebolla pelada y cortada en rodajas también de un tamaño similar entre todos sus cortes.

Patata y cebolla a las hierbas

Cuando tengamos la guarnición preparada, espolvoreamos las hierbas provenzales, un buen chorro de AOVE y la sal. Nada más, al horno unos 20 minutos y listo.
Eso si y como siempre los tiempos son orientativos así que vigilad bien que no se quemen.

Aprovecharemos el tiempo que tarda en hacerse lo que tenemos en el horno para preparar el pollo. Preparaos porque es fácil y muy rapido de hacer, esta receta no acepta excusas, todos podemos cocinar así el pollo.

Nosotros hemos utilizado filetes de pechuga de pollo cortados bastante finos, pero podeis utilizar cinta de lomo, solomillo…
Imagino que el resultado será el mismo, pero como era la primera vez hemos querido asegurar con el pollo, por si no nos quedaba  muy bien.

En una paella grande y con el fuego bastante alto, ponemos la cucharada sopera de mantequilla, mientras se funde aprovechamos y salamos el pollo.
Cuando la mantequilla se haya disuelto añadimos los trozos de pollo y nos preparamos con la botella de balsámico. Si el pollo es fino en no más de un minuto lo giraremos y le añadiremos a la parte cocinada unas gotas del vinagre, giramos del otro lado y repetimos la operación.Pollo al Módena

Tened cuidado con el vinagre, debe teñir la carne, aportar sabor pero no matar el gusto.

Siempre es mejor quedarse corto la primera vez que no pasarse, al menos en esta receta.

Cuando los dos lados tengan su ración de vinagre balsámico, dejamos un minuto más para que se impregnen bien, girando cada poco, y listos.

Ya tenemos la receta acabada.

Presentamos en el plato con las patatas y la cebolla como acompañamiento, que bien podria ser cualquier verdura y si quereis podeis repartir la salsa que habrá quedado en la paella de la reducción del vinagre y la mantequilla.

Plato, detalle

Esta es una receta muy tipica de la región italiana de la Emilia-Romaña, algo adaptada a nuestros gustos y a los ingredientes que en este momento teniamos en casa. Evidentemente al Aceto balsámico que tenemos en casa la mayoria de nosotros es uno que seguro que si os fijais, entre sus ingredientes lleva caramelo, ya nos gustaria hacernos con un bote del verdadero, pero de momento nuestra receta de hoy cumple muy bien su objetivo.

Ahora y como siempre, a disfrutarla!!