Había oido la noticia, pero no quería darle crédito, seguro que la había entendido mal o estaba sacada de contexto. Pero buscando información para las bruschettas me he dado de lleno con el artículo donde se explicaba.

La Generalitat hará pagar por coger setas en bosques públicos

La prueba piloto, se hará en los bosques del Monasterio de Poblet, duante dos años a razon de 10€ por temporada y persona, a no ser que seas vecino y después, ya veremos. En otras comunidades autónomas parece que se ha probado y con buena aceptación.

No entiendo muy bien el motivo, ni el momento, ni el fondo ni la forma, solo se me ocurre preguntar, ¿tiene que ser ahora?

No es que tenga ningun interes personal en la noticia, no soy “boletaire”, pero si que he salido alguna vez y no hace poco,  y además por una zona muy cercana a la que se utilizará para la prueba, es una actividad muy familiar, a la que además se le ha hecho mucha y muy buena publicidad, con programas exclusivos en los últimos años y me pregunta sigue siendo la misma, es el mejor momento?

Los bosques son deficitarios, los públicos y los privados, no todo tiene que ser siempre visto como un negocio, y no siempre se puede arreglar todo pagando más.

Nuestra relación con el bosque es un problema cultural y por lo tanto diferente a la que puedan tener otras regiones u otros paises, nuestra relación con el bosque requiere mucha pedagogia, desde bien pequeños.

Es dificil ver en un mapa zonas quemadas hace años y que misteriosamente después fueron urbanizadas, es dificil ver que cada año hay menos medios de protección contra los incendios y que justamente ahora nos digan que son zonas deficitarias, que hay que cuidarlas y que pagando nos concienciaremos. Yo siempre he creido que en mis impuestos ya entraba un parte para el ministerio de medio ambiente o la conselleria, o el órgano rector que se encargaba de estos temas.

No se, quizá la noticia no tiene más y estoy siendo un exagerado, pero creo que la pedagogia es la mejor arma que se puede usar, un niño que crece amando y valorando lo que le rodea, difícilemente hará un mal uso de ello en su madurez, pero eso requiere una inversión que es un intangible en el futuro.

Nadie dentro de 15 años hará cuentas de cuanto nos ahorramos por invertir en el pasado en educación, pero ya vereis que pronto salen las cuentas de lo que se ha cobrado esta temporada…

Y con todo, espero que realmente esta sea la solución y nuestros bosques luzcan verdes, cuidados y protegidos y que sus propietarios, tengan con ese dinero el margen necesario para hacer de ellos un negocio rentable… para todos.