Creo que este plato no debería contar como receta, pero me apetecia mucho enseñar una cena muy improvisada en casa.

Sales a comprar al super, por la tarde, pasas por la zona de pescadería, ves algún pescado de oferta y ya sabes que cenar.

Eso ha pasado cuando hemos visto las Mairas en la pescaderia, es un pescado blanco, de un tamaño mas que interesesante para que con 4 o 5 cenes muy bien y que suele tener un precio asequible y apetecible. Nosotros hoy lo hemos comprado a 2,95€ el Kilo.

La receta, bien simple, tomad nota.

  • 4-5 Mairas medianas por persona
  • Harina
  • Aceite para freir

Para la salsa

  • 1 huevo tamaño L
  • 1 rebanada de pan tipo baguette tostada
  • 150 ml de aceite virgen
  • Sal
  • Pimienta

Empezaré con el pescado, no hemos hecho aun en el blog ninguna receta con pescado frito, así que esta será la primera y nos servirá para otros pescados pequeños que encontremos, tipo sardina, boquerones, pescadilla…

Ponemos aceite, bastante, en una sarten mediana de las de 24 cm y esperamos a que esté bien caliente, mientras  aprovechamos para acabar de limpiar las mairas, lo salamos un poco y lo enharinamos bien por los dos lados, lo máximo que podamos, quitamos la harina que sobre y a la sarten, en 3 o 4 minutos estará listo a fuego medio.

Lo reservamos en una bandeja sobre papel absorvente, que nos elimine el exceso de aceite del frito y listos.

Ahora nos ponemos con la mahonesa casera personalizada. En un vaso de batidora, ponemos una pizca de sal, algo de pimienta, una rebanada de pan de baguette tostado, sin quemarlo, 150 ml de aceite virgen extra y un huevo.

Hacer una mahonesa con la batidora es sumamente fácil, encasa tenemos una batidora de solo dos velocidades y funciona perfectamente.

Bueno, a por ello, bajamos la batidora hasta el fondo del vaso, sin encenderla, una vez apoyada, la empezamos a la mínima velocidad, y ahí sin prisas dejamos que haga su trabajo y vaya mezclando ingredientes mientras va adquiriendo la textura que queremos. Con paciencia cuando tengamos ya una buena base, vamos subiendo la batidora, hasta llegar a la superficie. Y ahora si, el último golpe se lo podemos dar a máxima velocidad, ya no nos cortará la mahonesa.

Y la presentación bien sencilla, ya veis.

Acompañando una ensalada muy simple, quizá solo unas rebanadas de pan con tomate.

Lo bueno de buscar pescados de este tipo, en este caso mairas, es que suelen tener precios muy asequibles y siempre, siempre nos sacan de algun apuro