Os traigo hoy una receta para los amantes de la pasta, no para esos a los que les gustan las salsas que se le añaden a la pasta no, para esos que les gusta la pasta y listos.
La verdad es que hacemos bastante pasta en casa, pero hasta hace bien poco no me había planteado hacerla así de simple, ahora gracias a La Cuchara de Plata, a la visita a diferentes blogs que profundizan en este tema, como Pasta Academy y el descubrimientoo de nuevas recetas y nuevas maneras de hacer la pasta, uno se atreve a improvisar e inventar.

Detalle

De ahí nace esta receta, que no es más que una evolución o una interpretación de los Spaghetti cacio e pepe de los que os dejo un link, pero que podeis encontrar muchísimas variaciones buscando por ahí.

Vamos con los ingredientes

  • 200 grms de pasta seca (penne en nuestro caso)
  • Queso curado de vaca
  • Albahaca
  • Sal y azucar
  • AOVE
  • Cebolla

Lo primero que podemos hacer es pelar y cortar una cebolla mediana, lo más pequeño que podamos y la incorporamos a una sarten con una cucharada sopera de aceite previamente caliente. Añadimos las sal, un par de cucharadas rasas de café de azucar y rehogamos a fuego lento. Reservamos.

Las cucharadas de azucar, son para darle a la cebolla ese toque tostado, caramelizado.

Olla

Mientras tanto, en una olla vamos calentando el agua para hervir la pasta. Ya sabeis, hay que dejarla al dente, una pizca de sal un chorrito de aceite iran perfecto. Cuando esté lista escurrimos, reservando un par de cazos del agua que hemos utilizado para hervirla.

En la sarten que hemos usado para la cebolla o en la olla donde hemos cocido la pasta, juntamos ahora y a fuego muy lento, la pasta, la cebolla rehogada el queso rallado y añadimos muy poco a poco agua de la cocción mientras vamos removiendo.

plato

La idea es que el queso se vaya fundiendo, la pasta adquiriendo el sabor de la cebolla y del queso y el agua vaya ligando convirtiendose en una salsa.
Hay que añadirle el agua muy poco a poco y remover y remover, corrigiendo tanto de queso como de agua si es necesario, debe quedar una textura cremosa… y eso es todo.

Importante, comerse la pasta muy caliente y al instante.
No se puede preparar previamente, se debe preparar en el mismo momento que se vaya a servir y comer.

Nosotros le añadimos albahaca en este caso seca y la cebolla, pero prometo hacer la receta original porqué creo que pocas veces he comido una pasta más buena.

Principal

A disfrutarla!!