Reconozco que hoy es un dia de “sobras”, lo podemos llamar de aprovechamiento si quereis, queda genial el nombre, pero entre nosostros… son sobras y hay muchas maneras de tomarselo.

Tenemos una pechuga de pollo a l’ast, pollo asado muy típico aquí en Cataluña, que solia comerse cuando yo era crio los dias de fiesta, los domingos o los fines de semana cuando llegabas de la playa, por lo menos en mi familia.
Se acompaña de unas patatitas asadas, con un buen allioli, con los jugos de la cocción del pollo…
Es cierto también que cuando yo era pequeño, los mejores sitios donde comprarlos, los asaban a la leña, ahora todo eso ya pasó.

Pues bien, dejemos los recuerdos, y preparemos el plato de aprovechamiento.

Desmigajamos la pechuga de pollo y aprovechamos también si nos ha sobrado un ala, una pata, un contramuslo… eso le dará  más gusto a la tosta.
Le damos una vuelta en una paella junto con un par de cucharadas del jugo del pollo, si os ha sobrado. A fuego lento, solo para que coja calor.

Mientras tanto, hemos cortado a juliana lechuga iceberg, laminado muy finos champiñones y hemos hecho dados pequeños de queso de oveja curado, mezclándolo en un bol y reservándolo todo.

Por otro lado hemos preparado una mahonesa muy simple, 125ml de AOVE, un huevo, sal, un trocito de pan duro, y unas hojas de perejil fresco picado.
Os dejo el link de la receta donde explicaba como hacer la mahonesa.

Para presentar el plato y que no se note tanto que hoy comemos sobras, hemos tostado un trozo de pan de chapata abierto por la mitad, untado con la mahonesa.

Encima ponemos el pollo recien sacado de la paella, y a esta base le añadimos la mezcla que teniamos separada y mezclada en el bol.

Por encima un buen chorro de AOVE, sal y pimienta recien molida si os apetece y listos.

De unas sobras, hacemos una receta de aprovechamiento.

A disfrutarla!!