La lenteja es probablemente la legumbre que más utilizamos en la cocina. Nos sirve para hacer infinidad de platos y ahora en verano se aprovecha mucho para hacer ensaladas. Es saciante y precisamente por eso se recomienda en muchas dietas de adelgazamiento.

Nos aporta hierro, perfecto para los niños, las embarazadas, para prevenir la anemia e ideal para luchar contra la sensación de fatiga propia de esta época del año, en la que el sol y el calor suele jugar malas pasadas.
A parte nos aporta vitamina B, fosforo, potasio, magnesio y fibra con los beneficios que todo esto conlleva en nuestro organismo.

Como curiosidad además, ayuda a rebajar el nivel de colesterol, son buenas en recetas especiales para los diabéticos y una ayuda para dientes y huesos, colaborando en la descalcificación de los huesos.

Además acompañaremos la ensalada de lentejas, con pimiento rojo, del que ya podemos encontrar en el mercado de forma abundante y bien de precio, porque se acerca su momento durante el verano.
El pimiento rojo nos aportará una buena  cantidad de vitamina C y de vitamina A que nos ayudará con nuestro sistema inmunitario y mejorará el estado de nuestra piel.

Así que no podeis dejar pasar las lentajas y el pimiento rojo en esta época del año. Si además vienen en ensalada como hoy perfecto y si aumentamos el valor añadido de esta receta convirtiendola en una receta de tupper, tenemos casi la receta perfecta.

Nuestra combinación: Lentejas cocidas, pavo a la plancha bien cortadito, maiz para aportar azucar y ese sabor dulce, zanahoria para obligarnos a masticar y pimiento rojo cortado a dados pequeños regado todo con un chorro de un buen AOVE.

A partir de aquí, que cada uno aporte su toque, pero ¿ Habeis probado a añadirle un par de sardinas en lata?.

A disfrutarla!!