¿Cuántas calorías tiene un Big Mac? Con este título tan directo se presentaba el 18 de septiembre un artículo en El Pais, a priori nada nuevo bajo el sol, el binomio comida rápida ingesta elevada de calorias, suele darse por supuesto y lo tenemos muy interiorizado.

Los hay que caemos en la tentación alguna vez aun sabiendo lo que hacemos y lo disfrutamos como un extra, los que lo tienen por costumbre, los que lo tienen como penitencia por su pereza… pero creo que nadie ha dejado de pasar alguna vez por algun local de comida rápida.

Lo que me ha llamado la atención del artículo y querer compartirlo aqui, es que parece que el Tribunal Supremo americano se ha decido por fin, a poner coto a los abusos calóricos de sus ciudadanos, ayudado por algunos políticos que por fin han despertado, entre ellos el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. Si hace poco nos enterábamos de la prohibición de vender refrescos XXL (mas de 1/2 litro), ahora nos enteramos de que va a requerir a estos locales informar de las calorias que lleva el producto que solicitan los clientes.

Gran noticia, que sirva de algo, el futuro lo dirá, pero que son estos pasos, los que ayudan a la lucha contra la obesisdad, no me cabe ninguna duda. Estoy seguro, que mirar el panel y encontrar el precio y las calorias, hará que nuestras conciencias despierten. Será lento evidentemente, incluso podriamos entrar en el debate de si se entrometen en nuestras vidas y limitan nuestros derechos como consumidores, y estoy seguro que en EE.UU se levantaran voces beligerantes rapidamente, pero que quereis que os diga a mi personalmente me parece perfecto.  Por eso desde aqui mi apoyo a esta medida, que debería extenderse rapidamente a Europa.

Igual que nos estamos acostumbrando a exigir un mejor etiquetaje en los productos que compramos, deberiamos agradecer que nos lo ofrezcan en los productos que compramos ya hechos.

A todo esto, tampoco me gustaria criminalizar algo tan bueno y apetecible, como es la hamburguesa, por eso os prometo que uno de los próximos post será donde y como compramos y preparamos las hamburguesas en casa, que ya os aviso, no es en ningun supermercado.

Este post pretende informar, curiosear, debatir, pero no criminalizar o estigmatizar