Hemos vuelto de nuestra visita al mercado semanal de Berga con un par de compras muy interesantes y entre ellas 2 kilos de habas frescas, que tenian una pinta genial en la parada y la siguen teniendo por suerte, en el plato.
Hemos dedicado un buen rato a sacarlas de la vaina y un poco menos en separarlas por tamaño y decidir que dos o tres recetas eran “dignas” de esta compra.

Detalle

Una de ellas es esta, una variación muy personal de la receta de Habas a la Catalana.

Empezamos con los ingredientes.

  • Habas sin vaina
  • 1/2 Cebolla
  • 3 Dientes de ajo
  • 1 Tomate maduro cortado en trozos
  • 1/2 Morcilla de arroz
  • 1/2 Morcilla de cebolla
  • Butifarra Blanca
  • 2 Lonchas de bacon ahumado
  • 1/2 Vaso de vino tinto
  • AOVE
  • Sal
  • Agua para la cocción
  • Tomillo y Romero

Lo primero que haremos será pelar y cortar la cebolla en pequeños trozos, la rehogamos en una cazuela con un par de cucharadas de AOVE, cuando empiece a adquirir ese tono transparente, le añadimos el ajo, el tomate maduro lavado y cortado en trozos, las morcillas cortadas en rodajas y la butifarra blanca, todo en crudo.

Olla crudo
A lo que podemos añadir en ese mismo momento el bacon ahumado también cortado en pequeñas tiras.

Nosotros no pelamos los trozos de morcilla ni los de butifarra, para que no se deshagan con la cocción. Eso queda a vustra elección.

Lo añadimos todo en crudo para que se vaya cocinando a la vez, se vayan mezclando los sabores y se efundan las texturas.

Acabamos la preparación del estofado, juntando las habas también en crudo, incorporando el 1/2 vaso de vino tinto y cubriendo de agua, no mucha, lo suficiente para tapar.
Lo dejamos todo a fuego lento, tapado más o menos 20-30 minutos, en cualquier caso el tiempo suficiente para que las habas esten tiernas y no deshechas, vigilando de vez en cuando, corriegiendo de sal si es necesario y controlando  no quedarnos sin agua demasiado pronto.

Habas estofadas

Es aconsejable remover lo justo, mejor mover un poco la cazuela, usar o abusar de una cuchara puede hacer que se rompan las habas.

Todo lo demás ya depende de vosotros, pasado ese tiempo el estofado debería estar listo, pero ya sabeis que los tiempos siempre son orientativos.
Para mi este es uno de esos platos de táper, de los que se llevan al trabajo, de esos baratos, sanos, tradicionales, completos, ideales para esta época y que no llevan tanto tiempo como parece.

Habas crudas

Así que, a disfrutarlo!!