Esta mañana leyendo la versión digital de El pais, me he encontrado con un artículo muy interesante, que me ha llevado a reflexionar un poco sobre nuestras costumbres de compra ¿ de dónde viene el pescado en conserva?  me sirve para abrir una nueva categoria en el blog.

En la zona de Noticias intentaré añadir todo aquello que llegue a mis oidos y que pueda resultar interesante, ya sea un mercado, la presentación de un vino, un artículo interesante… pero dejadme que empiece con este que me ha dejado bastante impactado.

El título ya te deja algo mosqueado. Pescado en lata de ninguna parte. En el nos habla de como la Eurozona evita la obligatoriedad de etiquetar el origen del pescado que va dentro de la lata que compramos.

En los tiempos que corren, ya deberiamos tener la obligación moral de acabar el artículo, que resumido en grandes titulares, me deja con esta idea básica. Las grandes compañias conserveras ponen excusas para no etiquetar la procedencia de lo que va dentro de las latas, siempre pensando en el consumidor por supuesto, mientras las pequeñas y medianas conserveras piden que se tenga que etiquetar porque ese es parte de su valor añadido.

Uno, que se ha vuelto muy mal pensado con esto de las grandes superficies, marcas blancas, escasez de elección en las estanterias de los supermercados etc, etc, piensa, que cuando elige un artículo tiene derecho a saber que se llevo a casa, porque su precio es el que es, de donde viene, que es lo que lleva, cuantos conservantes, colorantes y demás “antes” voy a comer y si tiene el valor añadido de ser un producto hecho en Europa pues mejor que mejor, porque evidentemente me da seguridad.

Por eso, el hecho de que sean las grandes conserveras las que esten a favor de la supresión de este punto en el llamado informe Stevenson, que sea una enmienda presentada por una eurodiputada gallega del PP llamada Carmen Fraga, y otros detalles que se dejan entrever en el artículo me hacen ser particularmente suspicaz ene ste tema.

¿Repercutirá en la calidad de las conservas de aqui en adelante?

¿Cual será la evolución de los precios de estos productos en el futuro inmediato?

¿Seguirá siendo la marca Europa un valor añadido?

Y lo más importante,

¿De dónde vendrá el pescado en conserva de ahora en adelante?