Llevaba un tiempo con ganas de hacer cous cous, pero he reconocer que había hecho solo una vez y no me convenció nada, así que la idea se quedó dando vueltas por la cabeza.

Esta semana buscando ideas por la red, leyendo otros blogs y conversando con algunos cocinillas y más de un foodie, pensé que no era mala idea probar un cous cous algo diferente.

Cous cous y "boloñesa" de calabacín

De buscar en la nevera y darle un poco a la cabeza nos ha salido esta receta.

Vamos con los ingredientes.

Para la salsa.

  • 1 Cebolla mediana
  • 1/2 Calabacín
  • 2 Champiñones Portobello
  • 100 grms de carne picada de ternera
  • 1 Diente de ajo
  • AOVE
  • Sal
  • Tomate frito

Para el cous cous

  • 150 grms de cous cous
  • 150 ml de agua
  • AOVE

Empezaremos haciendo la salsa, porque hacer el cous cous es muy fácil, muy rápido y es mejor dejarlo siempre para el final.
Como siempre, ya sabeis que la salsa la podeis variar al gusto y adaptarla a lo que encontreis por vuestra nevera. Pero la idea es que los ingredientes queden muy picados y muy pequeños, ya que el cous cous es de grano fino.

Empezaremos picando la cebolla y el ajo lo más fino que podamos y los ponemos a pochar en una paella con una cucharada de AOVE.

Para que queden más pequeños, nosotros hemos pasado las verduras por la batidora de vaso y el resultado se puede ver en la foto.

Haciendo la "boloñesa"

Seguimos con el calabacín y los champiñones, yo los he encontrado de la clase Portobello, que son más gustosos y potencian la salsa, así que los he añadido.
Lo picamos muy fino y a la paella, un par de vueltas y añadimos la carne de ternera picada, una cucharada más de AOVE si hace falta y dejamos que se vaya haciendo todo, con el fuego medio, removiendo de vez en cuando.

Esto os llevará unos 10 minutos, pasados los cuales podeis añadir tomate frito al gusto, bajar el fuego al mínimo y dejar que se mezclen los sabores.

Ahora será el momento de preparar el cous cous. No le tengais miedo, es más fácil de lo que parece y lo será mucho más con un poco de práctica.

Cous cous de cerca

En un bol ponemos el cous cous seco y prepararmos film transparente para taparlo. En un cazo ponemos a hervir la misma cantidad de agua que cous cous hayamos puesto en el bol. Cuando el agua empieze a hervir, se la añadimos poco a poco al cous cous, removiendo con un tenedor, si quereis le incorporais un chorro de AOVE para que no se enganche y lo tapamos con el film transparente hasta que se enfrie. Unos 5 minutos seran suficientes.

¿¿La misma cantidad de agua que de cous cous??? Por cada gramo de cous cous un mililitro de agua. Por lo que 150 grms de cous cous = 150 ml de agua.

Se, que puede parecer muy poca agua, pero no hay más, es así… y funciona.

Otra opción es sustituir el agua por caldo de verduras, aunque para esta receta he pensado que la “boloñesa” de calabacín era suficientemente gustosa para no añadirle nada más.

Ahora solo queda presentarlo. Para nosotros una opción ha sido acompañarlo de un huevo frito, estilo arroz a la cubana y la otra opción ha sido añadirle algo de parmesano recien rallado como si fuese un plato italiano. Que creo que realmente el cous cous o cuscús es un plato muy apreciado en Sicilia por ejemplo.

Cous cous y huevo frito

Cualquiera de las dos opciones ha quedado bien y estoy seguro que repetiremos en no mucho tiempo quizá con otra opción para la salsa.
Así que realmente os animo a probar esta receta y a probar el cous cous, es un plato rápido, sano, fácil y barato.

Ahora, a disfrutarlo y ya me direis que os parece!!