La entrada de hoy vuelve a llevarnos al mundo tupper, a la oficina, al trabajo, pero también a la comida diaria que hacemos en casa. Esta es realmente una receta muy aprovechable, con múltiples caras y aun más opciones. Ideal como plato único, para el fin de semana o para acompañar un bistec o pechuga de pollo a la plancha.

Coliflor emplatada

No os asusteis por el nombre, ni por los ingredientes, es más fácil de lo que parece, más rápida y no requiere de grandes conocimientos.

Vamos con los ingredientes.

  • 1 Coliflor
  • 1 Cebolla mediana
  • 200 ml de Crema de leche
  • 200 ml de Leche semidesnatada
  • 2-3 Patatas pequeñas
  • Sal
  • Pimienta molida
  • AOVE
  • Setas variadas

Lo primero que haremos, como tenemos pensado gratinar nuestro plato, es precalentar el horno a unos 175º mínimo, lo necesitamos bastante fuerte para que de ese toque tostado.

Nos ponemos ahora con la receta, pelamos y cortamos la cebolla en trozos más o menos iguales, pero no importa mucho el tamaño, y la incorporamos a una paella ya caliente con una cucharada de AOVE. Dejamos que se vaya pochando.

Coliflor gratinada

Mientras la cebolla se dora, limpiamos las patatas y la coliflor, y las cocinamos al vapor. Recordad que después pasará por el horno y al dia siguiente nos acompañará en un tupper al trabajo, así que mejor dejarlas un poco duras que no apurar demasiado.

En casa cocinamos mucho al vapor, el sabor es más intenso, se conservan mejor las propiedades, se gasta menos agua y se tarda menos.

Nosotros usamos la vaporera de Lékué, su precio es algo elevado, pero os aseguro que si comeis verdura, se amortiza rápido.

Una vez la cebolla dorada y tierna, la sacamos y la ponemos en el vaso de la batidora, le añadimos la crema de leche, la leche semidesnatada, salpimentamos y trituramos.
Podemos aprovechar la paella para poner una cucharada de AOVE, una pizca de sal y cocinar aqui las setas.

Una vez doradas y tostaditas, le añadimos la cebolla triturada con la crema de leche y dejamos a fuego bajo unos 5 minutos.

Aprovecharemos este rato, para preparar la bandeja del horno y colocar la patata y la coliflor, repartimos bien la salsa por encima, lo cubrimos  con queso para gratinar y al horno.

Unos 10 minutos seran suficientes, para acabar de hacer la coliflor, espesar un poco la salsa y gratinar.

Más opciones; para darle un toque más gustoso al plato, añadidle algo de queso parmesano.
Para acompañar en casa, pechuga de pollo a la plancha.

Coliflor en tupper

Para llevar al trabajo, recordad que lo calentaremos en el microondas y es una buena opción que tenga más salsa y que vaya solo en el tupper. Acompañadlo de una pieza de fruta, yogurt mejor que no… ya llevamos bastantes lacteos.

A disfrutarla!!