Se acercan unos dias con comidas casi interminables, platos preparadísimos y en algunos casos hipercalóricos. Estoy seguro que la mayoria de los que seguís blogs de cocina, os habreis dado cuenta que el 90% de ellos, van llenos de recetas dedicadas a estas fiestas.

Bien, pues yo no me veo capaz de aportar nada mejor para vuestras mesas estos dias, he leido platos geniales, difíciles algunos, imposibles otros, asequibles los que menos e inalcanzables la mayoría, y en el fondo hablamos de 4 dias señalados, como hay que seguir usando la mesa los demás dias, os propongo para uno de esos dias, este plato. Un dia de esos en los que no apetece nada, ni seguir comiendo, ni seguir cocinando… ni nada.

Los ingredientes

  • 500 grms. de Coles de Bruselas
  • 2-3 Lonchas de jamon serrano
  • 1 Diente de ajo
  • Pimienta y sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Lo primero, poner a hervir una olla con agua, antes de pasar a un par de consideraciones previas.

Nosotros las coles las compramos congeladas, no encontramos muchas veces en fruterias cerca de casa y así realmente las comemos cuando nos apetecen.

Su sabor y textura las hacen bastante especiales, no a todo el mundo le gustan, de hecho yo solo las como así.

Hacer este plato es muy sencillo y muy rápido, es sano, aporta vitaminas y fibra y una ración de verdura que muchas veces olvidamos estos dias.

Hervimos el tiempo que nos ponga la bolsa o en su defecto hasta que esten tiernas, las escurrimos y las apartamos.

En una sarten a fuego medio, incorporamos el ajo cortado muy pequeño y el jamón serrano a tiras. Mientras se dora, cortamos las coles por la mitad y las añadimos, un par de vueltas seran suficientes para que las coles  adquieran el sabor del ajo y del jamon. Un poco de pimienta y el plato está listo.

Cuanto mejor sea el jamón, mejor gusto cogerá la mezcla.

El aceite de oliva y la sal, quedan a vuestra elección, normalmente con la grasa del jamón y su sabor es suficiente, auqnue eso vosotros mismos.

Este plato, puede ser una buena guarnición que acompañe a un lenguado y también a un bistec, como plato de táper o como en este caso para un dia tranquilo.

A disfrutarlo!!