Hoy me apetece mucho hablaros de uno de esos libros que se compran por impulso, que te ganan desde la portada, por su presentación, por sus fotos… porque sin saber ni el como ni el motivo, cuando los encuentras en la libreria, sabes que se irá contigo a casa.

Yo personalmente creo que es el lazo que une sus tapas, al deshacerlo, ya estás creando un vínculo con el libro y lo haces con ciudado, igual que la primera vez que lo abres, esperando ver con que te sorprende… y lo hace, conmigo lo consiguió.
Creo además que solo ojeé las recetas, no me planteé si eran difíciles, si requerian ingredientes imposibles de encontrar, si eran caras,  o poco saludables, daba igual, se venia a casa, a la cocina.

El libro comparte título con el post

Cocina francesa. Más de 100 irresistibles recetas.

La editorial es la archiconocida Parragon de la cual dejo el link, eso si en inglés. Fue traducido allá por el año 2009. He intentado buscar por su web alguna reseña del libro y no he sido capaz de encontrarla, así que si alguien la encuentra ya sabe, que comparta el link.
Yo lo compré en Fnac por poco menos de 8€ y os he de reconocer que a veces lo ojeo aunque no tenga intención de cocinar nada, solo por el placer de buscar ideas. Es realmente una buena compra.

El libro está dividido en capítulos muy básicos y muy lógicos, con una introducción y un índice. Cada receta ocupa dos páginas, en una la explicación y los ingredientes y la otra para la foto, a cual de ellas por cierto más tentadoras.

Debo reconoceros eso si, que hay algunas recetas que tienen un nivel muy avanzado, realmente si alguien es capaz de hacer un soufflé de espinacas sin que se le hunda, queda invitado a casa a compartir la receta y la mesa.
También os digo que el primero que quiera hacer buey bourguignon por ejemplo, que me avise, que voy a hacerle compañia toda la tarde.

Pero que no os asusten estos dos ejemplos, entre las más de 100 recetas que explica el libro hay un buen repaso por la cocina del pais vecino, de norte a sur y de este a oeste, por sus diferentes idiosincrasias y eso nos da un monton de recetas muy sencillas y fáciles de hacer, con unos ingredientes que encontraremos en cualquier supermercado y a precios asequibles.

Así que os animo  a comprarlo o cuanto menos a bucear por las bibliotecas, a mirarlo y probar, os aseguro que en casa hemos hecho alguna receta y merece la pena. Os digo más, no tardaremos mucho en colgar en el blog alguna de ellas.

Prometido