Cuando colgué la foto en la página de facebook del blog, no pensé que esta receta-tapa tendría tantos adeptos en tan poco tiempo, es más, al principio no tenia intención de trasladarla aquí pero es bueno saber que te pueden hacer cambiar de idea y sobretodo que sigue el blog gente activa.

Choricitos a la miel

Creo que la tapa de choricitos, está en todos y cada uno de los bares de España y creo que cada uno tiene su manera de hacerla, a cada cual más buena.
La verdad es que no tiene mucho secreto, lo más importante será procurarnos un buen chorizo y una buena miel.

Los ingredientes son estos:

  • Choricitos o chorizo, cortado en trozos de 1cm más o menos
  • 1 o 2 Dientes de ajo
  • Vinagre de Jerez
  • Miel

Lo primero sera cortar el chorizo en trozos de más o menos 1 cm. Los añadiremos a una sartén sin aceite calentada a fuego bajo.
Los iremos volteando durante 3 o 4 minutos, que se doren por los dos lados, que vayan soltando la grasa. Mientras tanto vamos pelando y cortando en trozos grandes 1 o 2 dientes de ajo que añadiremos a la sarten junto a los chorizos sin mezclarlos durante un par de minutos.

Friendose

Esto es un tapa, quitarle el corazon al ajo, depende de vosotros, con una copa de vino, es un plato tan sencillo y tan genial, que creo que se perdona.

Cuando pasen esos dos minutos, retiramos de la sarten y reservamos, pero no en el plato en el que vayamos a servir, es muy probable que los chorizos suelten aun algo más de grasa.

Ahora vamos a caramelizar, esta es la parte más complicada, requiere de nuestra atención y un poco de paciencia, pero el resultado os prometo que valdrá la pena.

Apartamos del fuego la sarten que debe conservar la grasa que han ido soltando los choricitos, le añadimos el vinagre de jerez, un buen chorro, pero siempre dependiendo de el toque que le querais dar y 1/2 cucharada sopera de miel. Estas medidas son orientativas, yo empezaría por aquí, pero vosotros le ireis cogiendo el truco a medida que los hagais.

No os asusteis, si la grasa del chorizo está caliente, cuando añadais el vinagre, saltará un poco.

Ahora empezamos a remover hasta que la miel se mezcle, y entonces lo acercamos al  fuego, muy bajo y seguimos removiendo constantemente, notareis que la mezcla va adquiriendo un tono más oscuro, que se va espesando, a partir de aquí cuanto más espereis y removais, más textura de jarabe os cogerá la salsa y más grasa se irá perdiendo del chorizo.

Caramelizando
Después solo será cuestión de repartir la salsa por encima del ajo y de los chorizos y comérselos muy calientes!

Importante que no dejéis de remover a fuego muy lento, para que no se os pegue, ni se queme la salsa.

A mejor miel y vinagre, más espectacular será el contraste.

Ahora solo queda disfrutarlos con un buen “vaso” de vino y su ración de pan!!!

Detalle