Hoy os propongo una receta muy fácil, un acompañamiento, una guarnición de lo más sencilla y resultona que hay.

Combina y acompaña tantos platos que estoy seguro que cuando acabeis de hacer la prueba seguro que repetireis para tener siempre un bote en casa ya preparado.

Hacer cebolla caramelizada, solo requiere algo de tiempo y un poco de paciencia.

Vamos con los ingredientes.

  • 2 Cebollas medianas
  • 2 cucharadas de azucar (moreno o refinado)
  • AOVE
  • Vinagre balsámico de Módena

Lo primero será pelar y cortar la cebolla en juliana y añadirla a una paella que tendremos al fuego con un par de cucharadas de AOVE.
Sin dejar de remover a fuego lento iremos pochando la cebolla. Cuando ya esté blanda, más o menos habran pasado unos 5 minutos, añadimos el azúcar y seguimos removiendo.

Es importante que el fuego no esté muy fuerte para que la cebolla no se nos tueste.

Es importante también remover constantemente para que tampoco se  pegue.

Una vez añadido el azucar seguimos removiendo constantemente. La elección del tipo de azúcar, ya sabeis que depende de vosotros, nosotros en casa le añadimos un par de cucharadas de azucar moreno (dependiendo de la cantidad de cebolla), porque es el que utilizamos habitualmente y porque le da ese color y ese toque tostado que tanto apetece.

Ahora toca estar pendiente de la cebolla y su caramelización aproximadamente 15 minutos, momento en que añadiremos una o dos cucharadas de vinagre de Módena o vinagre de vino normal y corriente.El vinagre balsámico potenciará ese color oscuro y le irá genial de sabor, pero no descarteis el vinagre de vino blanco si lo teneis en casa.

Pasados unos minutos que reduzca el vinagre, podemos apagar el fuego y ya tenemos lista la cebolla caramelizada. El poco jugo que os quede será muy parecido en su textura al jarabe.

Ahora toca sacarle partido, en la foto os enseñamos dos opciones de presentación, en forma de tapa con pimiento del piquillo y queso de cabra y otra opcion acompañando unos macarrones con pesto.
Pero con un filete, una hamburgesa, incluso en ensalada… las combinaciones son múltiples y algunas sorprendentes, así que lo dejamos como siempre a vuestra imaginación.

Ahora a disfrutar la receta!!