Hoy traemos una receta muy fácil, que se adapta perfectamente al blog, es barata, con ingredientes muy básicos, que podemos tener siempre en casa o en su defecto, encontrar en cualquier sitio.

Además, las patatas salteadas os podran servir de acompañamiento en multitud de platos, ya sea pescado o carne, como os dejo en los links, con un lenguado o con bistec a la plancha, estas patatas, os sacaran de un apuro.

Los ingredientes

  • Butifarra, longaniza o salchichas.
  • 2 Patatas medianas
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta
  • Perejil picado

Lo primero será preparar un olla con agua, una pizca de sal y ponerla a hervir. Mientras tanto podemos ir pelando las patatas y cortándolas en cuadrados más o menos del mismo tamaño. Preferiblemente tirando a grandes que a pequeños.
Cuando el agua hierva añadimos la patata y la dejamos entre 5-10 minutos. Si teneis alguna duda, mejor un minuto de menos que uno de más.

Es muy importante que la patata no esté cocida del todo. Mejor algo dura.

Es muy probable que en el siguiente paso si os pasais de cocción, se os deshagan.

Pasados estos minutos, sacamos y escurrimos las patatas y las reservamos. En una sarten a fuego medio añadimos una cucharada sopera de mantequilla y cuando empiece a deshacerse incorporamos las patatas, bajamos el fuego al mínimo y que se vayan dorando.
Es cuestión ahora, de ir girándolas para que se vayan dorando por todos lados. Y el tiempo depende de vosotros, que esten más blandas, más mantecosas, más tostadas.

Recordad que variedades de patata hay muchas, cada una con sus propias características, de la que elijamos, dependerá el tiempo que la cocinemos o su textura.

Si creeis que necesitais dorarlas más rato, podeis optar por añadirle más mantequilla o acabar con un chorrito de aceite.
Las patatas las acabaremos una vez apagado el fuego, salpimentándolas y añadiendole perejil picado por encima, si es fresco mejor que mejor!!

Hasta aquí la explicación de las patatas. Para explicar como hacer butifarra a la plancha, no se requiere tanto tiempo.
Una plancha, fuego medio, pinchamos las butifarras, para que no se abran y suelten el agua mientras las cocinamos y las dejamos el tiempo que cada uno quiera, dándoles la vuelta de vez en cuando.

En casa las cortamos en trozos pequeños, para cocinarlas más rápido y porqué nos gustan muy tostadas.

Otra opción es combinar butifarra y choricitos, pero eso ya, es opción de cada uno.

Nosotros nos quedamos aquí.

Ahora y como siempre, a disfrutar del plato!!