Recordais cuando os hablaba del libro La Cuchara de Plata? Os acordais que os dije que algunas recetas saldrían de el y que os avisaría?. Pues bien, para esta receta, recurriré directamente a el.

Empezaré dando la definición que el mismo libro nos ofrece: ” Bruschetta, significa “ligeramente tostado”. Está hecha con una rebanada de pan casero un poco tostada, frotada con ajo, aliñada con aceite y sazonada con sal. ”

No me direis, que esta no es una magnifica base para añadirle cualquier cosa, hoy lo haremos con lo mas sencillo. Preparaos

  • 2 rebanadas de pan
  • 1 tomate maduro
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Orégano
  • Albahaca
  • Ajo

Bien, para empezar cogemos un bol pequeño, en el que mezclaremos un par de cucharadas soperas de aceite, un poco de sal y el orégano con la albahaca picados muy pequeños, como se ve en la foto.

A continuación lavamos bien el tomate, ya que lo vamos a usar con piel y lo cortamos en trozos bastante pequeños, más que que cuando lo hacemos para la ensalada y lo añadimos al bol con el aceite y las hierbas, removemos un poco y reservamos. El tomate es preferible maduro, pero no blando, debe soltar jugo, pero crujiente en la boca.

Ahora toca poner el pan en la tostadora, si no la dominamos, es mejor estar encima de ella, sería bueno, que el pan quedase crujiente pero no en exceso tostado,  porque así si tradamos un poco en comerlas, no estaran tan duras.  Una vez el pan esté tostado lo untamos ligeramente con ajo, eso va a gustos y nos preparamos para emplatar.

Es tan secillo, que parece mentira que no nos comamos nuestra ración diaria de pan hecha de esta manera.

Pan, ajo y por encima con una cuchara vamos repartiendo el tomate y las hierbas que han estado macerando mientras preparábamos todo lo demás y os aseguro que si los tomates son buenos con 3 – 4 minutos en la mezcla, será suficiente para empezar a sacar los aromas del tomate.

No os preocupeis si no cogeis todo el jugo de la mezcla al principio, casi mejor, asi podreis repartirlo al final entre todas las rebanadas