Volvemos otra vez la mirada a los bocadillos. Hemos hecho incursiones ya en el blog, alguno muy parecido en la base, al que os presento hoy, pero ¿no me digais que entre un pollo a la plancha y un pollo aliñado con hierbas, no os quedais con el último, no me digais que viendo esto, no os apetece ya mismo comeros un bocadillo?.

Ya os he dicho también alguna vez que soy muy fan de los bocatas, que tienen muy mala fama y creo  que debemos intentar acabar con ella.

Vamos con los ingredientes.

  • Pan de chapata
  • 1-2 Pechugas de pollo fileteadas
  • Tomate maduro ( para untar)
  • Tomate maduro ( en rodajas)
  • 1-2 Champiñones
  • Queso tierno
  • 1 Cebolla
  • 1-2 Ciruelas pasas
  • Hierbas provenzales
  • AOVE
  • Sal

En un plato hondo mezclamos un par de cucharadas de un buen AOVE y las hierbas provenzales, añadimos las pechugas y las dejamos macerando.

En una paella con una gota de AOVE, a fuego lento añadimos la cebolla pelada y cortada en rodajas, la salamos, le añadimos una cucharada rasa de azucar moreno, si queremos darle un toque mas oscuro a la cebolla.
A media cocción podemos añadir los champiñones cortados en láminas y dejar que se vayan haciendo al mismo tiempo.
Un par de minutos antes de sacarlo todo podemos incorporarle también las ciruelas pasas cortadas, para que adquieran temperatura y mezclen los sabores con la cebolla y los champiñones.

Mientras la cebolla se hace, abrimos el pan, en nuestro caso una chapata y lo untamos con un buen tomate maduro, le añadimos tomate cortado en rodajas y unas buenas lonchas de queso tierno.

La siguiente capa del bocadillo llevará la mezcla de la cebolla, los champiñones y las ciruelas pasas. Reservamos y dejamos que la mezcla vaya fundiendo el queso.

En la misma paella, sin limpiarla, pasaremos el pollo con su mezcla de hierbas y AOVE, que se dore, a fuego vivo y  una vez cocinado, vosotros mismos, lo cortais en trozos pequeños o simplemente incorporais la pechuga como última capa del bocadillo.

Y ya está listo, ya tenemos un bocata que le vuelva a dar buena fama es este plato que seguro nos ha acompañado más de una vez.

A disfrutarlo!!