A esta receta le suele pasar como al humus, hay miles circulando por ahí, creo que todos los blogueros acabamos haciendo las dos, cogiendo un poco de aquí y un poco de allá.

Pero es que es una receta tan fácil y tan resultona que es imposible no caer en la tentación de hacerla y de repetirla una y mil veces.

Así que aquí os dejo la intrepretación de El Oso Hambriento de esta típica receta de oriente medio.

Los ingredientes que hemos utilizado:

  • 1 Berenjena asada
  • 1/2 Limón en zumo
  • 1/2 cucharada de café de Comino molido
  • 1 cucharada de Tahini
  • 1 diente de Ajo
  • Sal
  • AOVE al gusto

Hemos aprovechado que asábamos un par de pimientos para otra receta y hemos incorporado una berenjena para hacer esta receta.
Asar la berenjena es tan fácil como ponerla al horno a unos 175º girarla un par de veces y dejar más o menos una 1/2 hora mientras se asa.
Dejamos que se enfrie un poco, la pelamos, cortamos con las manos y reservamos.

Por otro lado mezclamos el zumo del limon, la cucharada de Tahini, el comino molido y el diente ajo, añadimos la berenjena y trituramos, vamos añadiendo el AOVE poco a poco hasta que encontremos la textura que más nos apetezca, tanto del triturado como de la untuosidad que da el aceite.

El Tahin o Tahini, no es más que una pasta hecha con las semillas del sésamo.

Las medidas que os he dado son orientativas teniendo en cuenta la cantidad de berenjena que hemos usado, de esta manera os quedará un Baba Ganusch muy suave y apto para todo el mundo.

A partir de aquí solo queda  jugar con las cantidades de ajo, comino, zumo de limon hasta encontrar el gusto que más os apetezca.

Lo mismo pasa al hacer la mezcla, nosotros hemos usado la batidora, pero si quereis un sabor más casero y una textura un tanto diferente, solo teneis que hacer la  combinación en un bol e ir mezclando con un tenedor, a mano.
Os llevará más tiempo que todos los ingredientes se unan y la textura será menos untuosa, más “basta” pero la pinta será mucho más casera.
Os aconsejo probar esta opción cuando sepais seguro que el plato os gusta.

Para la presentación podeis usar semillas de sésamo tostadas, perejil picado muy fino, un chorrito de AOVE e incluso arriesgaros con un poco de pimenton dulce molido.

Acompañadlo con pan de pita o con tortitas un punto tostadas y listos. Una tapa, un entrante, o un picoteo genial.

A disfrutarla!!!